Las palabras matan

Por Clr. Sandra Hamú del Equipo de Encontrar: Educación Emocional 

Diagnósticos, frases hechas, palabras en una discusión, un tono elevado, un silencio, una forma despectiva… pueden ser un puñal.

Muchas veces  en la vida recibimos una trompada dada con una palabra, tan fuerte y dolorosa para nuestra alma que desencadenan una serie de consecuencias en efecto dominó.

A veces un técnico con “la mejor onda” nos tira un… “para mí esto es un tumor…”, chau!!! Mil pensamientos, emociones, ideas en centésima de segundos nos acercan a la sensación de morir…miedo, dudas, frustraciones, culpas…lejos de preguntarnos qué quiere decir ¿tumor?

palabras

Quiere decir todo lo que impacta en mí sin capacidad de razonar. Las emociones ocupan el cerebro manejándonos a su antojo sin posibilidad de la fría cordura necesaria del momento.

Otra vez, en una tonta discusión alguien simplemente dice… “vos siempre igual…” ¿igual a qué? ¿Igual que qué? Y otra vez nos sentimos disminuidos a punto cero, sintiéndonos empequeñecidos, vulnerables.

Un tachón en un trabajo hecho con mucho esmero,  o un llamado que nunca llega…porque el silencio tiene lo suyo…un millón de preguntas sin respuestas… una verdad oculta.

Todo lo que hacemos o decimos tiene consecuencias… a veces difíciles de medir, pero siempre hay otro afectado. Es verdad que no se puede medir cada cosa que uno dice o hace, pero es tan cierto como que siempre hay alguien transformado por esto, para bien o para mal.  Solamente está la posibilidad de hacerlo consciente. De tener claridad que lo que se desata puede ser para otro el principio de un mundo entero. Somos responsables de lo que decimos, hacemos y el cómo. Pero no tenemos Culpa de las emociones que se generan en los otros. Podemos replantearnos qué y cómo y frente a quién, pero es difícil controlar todo.

Las palabras tienen impacto en nuestras emociones

Las palabras tienen impacto en nuestras emociones

Las emociones se reconocen, se educan, se entrenan. No es cuestión de convertirnos en cacerolas de teflón y que todos nos resbale. Es empezar a separar lo mío y lo del otro. En general la gente no hace o dice para lastimar, simplemente no mide. Y el que escucha hace lo que puede, más si se desconoce a sí mismo, y no tiene un medio que le permita hacer una pausa para mirarse y reconocerse.

La educación emocional tiene como objetivo principal exactamente que las emociones no nos ataquen, que sean nuestros aliados y  el conocimiento de nuestro propio ser. Y de esto modo cuando el “peligro de un ataque se acerque” tengamos herramientas internas basadas en nuestra inteligencia emocional para salir lo más airosos posibles. 

Anuncios

El concepto de la Educación Emocional

Por Rafael Bisquerra 

Todos hemos oído hablar de la inteligencia emocional y de la vía para su consecución, que no es otra que la educación emocional. Empezamos una breve serie de artículos encaminados a entender qué es, y cuáles son las áreas y campos de aplicación de esta materia. 

Algunos puntos clave para entender qué es la educación emocional:

  • La educación emocional es un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con objeto de capacitarle para la vida. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social104466-300x198
  • La educación emocional supone una innovación educativa que se justifica en las necesidades sociales que no están suficientemente atendidas a través de los contenidos de las materias académicas ordinarias. Estas necesidades están relacionadas con: ansiedad, estrés, depresión, violencia, consumo de drogas, comportamientos de riesgo, etc. Todas estas necesidades tienen un fondo emocional.
  • La finalidad de la educación emocional es el desarrollo de competencias emocionales que contribuyan a afrontar mejor los retos de la vida y como consecuencia aportar un mejor bienestar personal y social.
  • La educación emocional es un proceso educativo continuo y permanente, puesto que debe estar presente a lo largo de todo el currículum académico y en la formación permanente a lo largo de toda la vida. Es decir, debe empezar desde el momento del nacimiento, incluso antes, y estar presente a lo largo de la educación infantil, primaria, secundaria, universitaria y formación permanente a lo largo de la vida. La educación emocional adopta un enfoque del ciclo vital en el que debe participar todo el profesorado, las familias y comunidad en general.
  • La educación emocional es una forma de “prevención primaria inespecífica”, es decir, un modo de adquisición de competencias que se pueden aplicar a una multiplicidad de situaciones. La prevención primaria inespecífica pretende minimizar la vulnerabilidad de la persona a determinadas disfunciones (estrés, depresión, impulsividad, agresividad, etc.) o prevenir su aparición. Para ello se propone el desarrollo de competencias básicas para la vida. Se trata de maximizar las tendencias constructivas y minimizar las destructivas.
    • Los objetivos generales de la educación emocional pueden resumirse en:
  • adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones e identificar las emociones de los demás;
  • desarrollar la habilidad para regular las propias emociones;
  • prevenir los efectos nocivos de las emociones negativas y desarrollar la habilidad para generar emociones positivas;
  • desarrollar la habilidad de automotivarse;
  • adoptar una actitud positiva ante la vida;
  • aprender a fluir, gestionar los conflictos de forma positiva


El potencial del tiempo libre: Mandalas

Por Clr. Sandra Hamú del Equipo de Encontrar

Mandala significa círculo en sánscrito. Esta palabra es también conocida como rueda y totalidad. Más allá de su definición como palabra, desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente. Los mandalas también son definidos como un diagrama cosmológico que puede ser utilizado para la meditación. Consiste en una serie de formas geométricas concéntricas organizadas en diversos niveles visuales. Las formas básicas más utilizadas son: círculos, triángulos, cuadrados y rectángulos.descarga

Los mandalas son utilizados desde tiempos remotos. Tienen su origen en la India y se propagaron en las culturas orientales, en las indígenas de América y en los aborígenes de Australia. En la cultura occidental, fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos. Según Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Según la Psicología, el mandala representa al ser humano. Interactuar con ellos te ayuda a curar la fragmentación psíquica y espiritual, a manifestar tu creatividad y a reconectarte con tu ser esencial. Es como comenzar un viaje hacia tu esencia, te abre puertas hasta ahora desconocidas y hace que brote tu sabiduría interior. Integrarlas a tu vida te dará centro y la sensación de calma en medio de las tormentas.

La técnica y sus beneficios 

El trabajo de meditación con mandalas puede consistir en la observación o el dibujo de éstos. En el primer caso, con sólo sentarte en un lugar cómodo, lograr una respiración rítmica y profunda, y disponerte a observar algún mandala de tu elección, puede llevarte a un estado de relajación y te sentirás más alerta ante los hechos que suceden a tu alrededor. El proceso de observación puede durar entre tres y cinco minutos.

En el segundo caso, podés dibujar mandalas o colorearlos. Se recomienda que si estás vinculándote con estas imágenes, comiences por pintarlas. Para ello, escoge un modelo que te inspire, selecciona los instrumentos (colores, marcadores, acuarelas, por ejemplo), y luego instalate en un sitio tranquilo. Podés colocar música si lo deseás y comenzar tu trabajo. Hay técnicas variadas, todo dependerá del tu estado de ánimo y de lo que el mandala que desees pintar te transmita. Si creés que necesitas ayuda para exteriorizar tus emociones, podés colorearlos de adentro hacia fuera; si por el contrario, querés buscar tu centro, pintalos de afuera hacia adentro.mandalas

Formas y colores 

Los mandalas no son simples dibujos de colores. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Conocé algunos de los más utilizados:

Círculo: movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.

Corazón: sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.

Cruz: unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.

Cuadrado: procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.

Estrella: símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.

Espiral: vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.

Hexágono: unión de los contrarios.

Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.

Mariposa: autorenovación del alma. Transformación y muerte.

Pentágono: silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.

Rectángulo: estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.

Triángulo: agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro)

El uso de los colores en los mandalas también tiene un significado especial. Su uso está relacionado con el estado de ánimo de quien los pinta o dibuja. Descubrí lo que esconde cada tonalidad:

images

Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección.

Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia.

Gris: neutralidad, sabiduría, renovación.

Rojo: masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.

Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.

Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad.

Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.

Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo.

Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría.

Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza.

Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.

Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.

Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar.

¡Animate a crear tus mandalas en estas vacaciones y en tu tiempo libre!