¿ Por qué una propuesta desde la Educación Emocional?

                         ¿Qué es la educación emocional?

La educación emocional implica la enseñanza de conocimientos, actitudes y  habilidades necesarias para reconocer las emociones en nosotros mismos y en los demás, conocer nuestras fortalezas y debilidades, motivarnos, manejar las emociones y relacionarnos positivamente con los otros y con el aprendizaje.

En este sentido aportar herramientas para que cada uno de nosotros podamos despertar capacidades que nos permitan resolver problemas relacionados con aquellos obstáculos emocionales que se nos presentan, en forma personal, entre pares como en cada una de nuestras relaciones.

¿Cuál es la importancia de las emociones en la vida social y académica de nuestros niños y jóvenes?

Emoción y razón trabajan juntas. Lo que pensamos y sentimos afecta nuestra manera de aprender y de relacionarnos con los demás. Las emociones nos ayudan a motivarnos, a confiar en nuestras posibilidades a perseverar en el esfuerzo. Por otro lado, las preocupaciones, el estrés, los pensamientos negativos, influyen en nuestro desempeño y obstaculizan la atención, la memoria  y nuestra relación con el aprendizaje.

Aprender es un hecho social, se hace con otros, por lo tanto la capacidad para manejar nuestras emociones, motivarnos y comunicarnos positivamente con los demás,  tiene su impacto tanto en la buena preparación para aprender como en la capacidad de aprovechar las oportunidades de aprendizaje.

Por ello, la educación emocional favorece la escucha activa, el dialogo, el desarrollo de la empatía, la comunicación en sus diversas formas, un buen clima de trabajo en el aula/de, aprender a reaccionar sin violencia, aprender a manejar las emociones negativas, a socializar y vincularnos mejor.

¿Qué pueden hacer las escuelas respecto de la educación emocional y social?

La escuela también puede ayudar en el aprendizaje emocional optando por un modelo donde haya cabida para los conocimientos y las emociones fomentando el aprendizaje de la inteligencia emocional.

Si los maestros con el apoyo y el trabajo en equipo de sus directivos,  implementan programas de educación emocional, donde   enseñen de manera sistemática estas habilidades, podrán   mejorar en los alumnos el  nivel de claridad y  comprensión emocional.  Mejorarán los niveles de asertividad  y bajarán sus niveles de ansiedad.

Estas mejoras tienen consecuencias importantes con algunos de los problemas más graves y difíciles de resolver en nuestro sistema educativo: previenen el consumo de drogas; mejoran la convivencia y disminuyen los niveles de violencia; mejoran la relación entre el profesor y los alumnos, y reducen los síntomas asociados a la depresión infantil y juvenil.

mision vision valores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s