Yo mujer en mis tiempos libres

¿Qué entendemos por tiempo libre? ¿De quién depende nuestro tiempo libre? ¿Sabemos disfrutarlo? ¿Lo compartimos con alguien? ¿Disfruto o sufro mis tiempos libres? 

Muchas preguntas podemos hacernos en torno a lo qué significa para cada una de nosotras el tiempo de ocio. Lo interesante de esas preguntas disparadoras es que pueden llevarnos a reflexionar sobre un tema que a priori no parece central, pero que nos acompaña durante toda nuestra vida. Somos seres finitos. La vida es tiempo. Aquello a lo que dedicamos nuestro tiempo es en definitiva  lo que asignamos a nuestra vida. La realidad es que quien gestiona bien su tiempo, gestiona bien su vida. Y, quien no encuentra tiempo para reflexionar, planificar o programar, difícilmente pueda llevar a cabo ningún proyecto o meta de cierta envergadura. 

Los orígenes del concepto se remontan a la Grecia antigua en la cual los filósofos designaban como tiempo libre a aquel tiempo en el cual se dedicaban a reflexionar sobre la vida, las ciencias y la política. 

Actualmente asociamos el tiempo libre con el ansia de una mejor calidad de vida, pero a veces la línea entre el tiempo de trabajo y de esparcimiento nos es tan ilusoria que podemos llegar a creer que tener tiempo libre es una utopía. Es algo que nos devela. Esperamos toda la semana al viernes, todo el año al verano y toda la vida tener más tiempo libre. Pero a veces, cuando ese viernes llega, y esas vacaciones también, nos encontramos con la disyuntiva de no saber qué hacer con él. Muchos son los casos de mujeres que disfrutan de su tiempo libre. Pero muchos otros casos sufren con el tiempo de ocio. Es que acostumbradas a la vorágine incesante de hoy, el tiempo libre nos enfrenta con el “parar la pelota”, con el vacío, con la reflexión, con las emociones, con nuestros vínculos, con nosotras mismas. Y lo que ese tiempo tiene para decirnos no siempre es algo lindo o feliz, pero manifiesta lo que somos y lo que sentimos, por ende siempre es válido escucharnos. 

Es importante entender que como mujeres y seres humanos, el uso del tiempo libre variará de persona a persona, porque lisa y llanamente no todas tenemos la misma percepción de lo que puede ser divertido, agradable, entretenido o placentero. Escuchar nuestra propia voz y deseo es clave para saber disponer y disfrutar de nuestro tiempo de una manera feliz. El ocio resulta un valor a alcanzar que exige una predisposición personal y cierta planificación para ello. 

En ENCONTRAR: EDUCACION EMOCIONAL te proponemos entender cómo usás tu tiempo, y hacer del tiempo elegido el camino a tu bienestar. ¡Participá de nuestro taller el próximo 14 de noviembre a las 19:00! Inscribite consulta@encontraremocional.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s